Por fin he finalizado el curso El cómic es otra historia, del genial Paco Roca. Me apunté allá por 2015 y hace unos días presenté mi proyecto final. Sí, me ha llevado prácticamente tres años. Sí, se me tendría que caer la cara de la vergüenza. Pero, ¿qué queréis que os diga? No he tenido tiempo, he tenido bastantes dificultades y, además, quería estudiar un poco de dibujo antes de presentar cualquier proyecto de los cursos que tengo pendientes.

Y como ya estaba un poco cansada de atrasar ese momento, decidí ilustrar la idea que en su momento me surgió. Quería representar una de las cosas que más rabia me da, y es trabajar gratis, bien sea ilustrando o bien reparando ordenadores ajenos (normalmente familiares) a cambio de nada o de desprecio, que es incluso peor. La idea original giraba en torno a mi experiencia como informática, enfocándolo también en otros campos, como la ilustración, las redes sociales, etc., pero en el último momento decidí no saturar la historia y centrarme en la ilustración.

Los requisitos del cómic eran que tenía que ser una historia autoconclusiva, a ser posible contada en menos de 18 viñetas. La verdad es que ha sido un gran problema, pues mi guión original representaba unas 30 viñetas como mínimo, así que tuve que reorganizarlo todo y obviar la información redundante para que fuera un poco más atractiva.

Los materiales que he utilizado son papel especial de rotuladores marca Cranson; portaminas de 0.5 H y 0.5 HB; tinta de Neopiko de 0.2, Kuretake de punta fina y rotring de 0.8 marca Staedtler; rotuladores Copic, Winson & Newton y Touchnew.

Espero que os guste y, si tenéis alguna sugerencia para mejorar, estaré encantada de escucharla. Podéis comentarla en la caja de comentarios o mandando un correo a info@isilmoonkiller.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.